Pros y contras del aceite acalórico


El aceite acalórico es un producto de origen mineral que se utiliza para dietas y para llevar una vida sana. Es un sustituto del aceite de oliva que se puede utilizar para aliñar las ensaladas y para cocinar tanto carne como verdura. En el post de hoy encontrarás algunos detalles sobre el aceite acalórico, sus pros y sus contras. 

Si hablamos de dietas, es inevitable hacer una comparación entre las calorías que tiene el aceite de oliva y el aceite acolórico: el primero posee 135 calorías mientras que el segundo tiene 13,5 calorías, lo que vienen siendo diez veces más calorías. La elaboración de dicho aceite proviene del aceite de parafina, y una pequeña cantidad de aceite de oliva que aporta propiedades vitamínicas y sabor.

Debido a las pocas calorías que contiene el aceite acalórico, es un producto de gran éxito entre aquellas personas que quieren perder peso, llevan una dieta o se preocupan por la comida saludable. Aunque en el mercado existen varias marcas, uno de los más conocidos y más recomendados es el aceite acalórico Ordesa, especialistas en productos nutricionales tanto para adultos como para niños.


Al principio tenía curiosidad por saber más sobre quien estaba detrás de esta marca, por lo que me puse a investigar la web y aparte de ver todos los productos que ofrece descubrí la responsabilidad social y el compromiso que Ordesa lleva a cabo: proyectos para mejorar la calidad de vida de la infancia, campañas de educación nutricional entre las empleadas que van a ser madres y una política de apoyo a éstas.

Repasemos sus pros: ayuda a adelgazar, contiene vitaminas, posee propiedades naturales y es un buen sustituto del aceite de oliva. También debemos conocer sus contras para asegurarnos que estamos haciendo un uso correcto de él y que siga siendo beneficioso para nuestro organismo. En primer lugar cabe destacar que este tipo de aceite no se puede calentar, ya que se transforma al cambiar de temperatura y puede llegar a ser tóxico.


En ocasiones hay que remontarse al pasado para conocer con exactitud el uso del aceite acalórico. Unos años atrás se utilizaba como laxante, es decir, tenía un uso medicinal. Por ello se debería controlar la cantidad que se pretende consumir de este producto, ya que si se toma más de una cucharada por comida podría actuar como laxante y volveríamos a su uso original. A modo de conclusión, con un uso moderado te ayudará a seguir una dieta sana. 

3 comentarios

  1. Ohh!! Pues no lo conocía! Me lo apunto!
    un beso guapa

    www.acurlystyle.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. ¡Buenos días! Pues la verdad es que nunca he usado aceite acalórico... Y es que mi aceite de oliva no lo cambio por nada, es uno de mis pequeños placeres culpables! jajaja

    Un beso y feliz domingo,
    Le Style et Moi

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu tiempo! ♥ ♥ ♥ ♥

Back to Top